10 años de American Horror Story a través de su diseño

Hoy 5 de octubre se cumplen 10 años del estreno de American Horror Story, una de las series de terror más emblemáticas hasta la fecha. Sus escabrosas historias han conquistado a los fans del género durante la última década, abarcando una decena de temáticas que hacen referencia a mitos de películas de terror de todos los tiempos, siempre dándole una vuelta de tuerca hacia la exageración, marca de la casa Ryan Murphy.

Historias y personajes que se cruzan de una manera caótica y precisa, que recorren el tiempo y las leyes naturales a su antojo, y nos han regalado espacios e interpretaciones para no olvidar.

Desde Ideo queremos homenajear a esta serie que nos encanta repasando su icónica cartelería, que cumple todos los requisitos del buen diseño gráfico y ha conquistado a sus seguidores tanto como la propia serie.


Temporada 1. Murder House

En la primera temporada el protagonista es claramente el espacio. El tema «casa encantada», en este caso la alucinante y escalofriante vivienda que habita la familia Harmon, y que ha presenciado toda una vida de aterradores sucesos en su interior. Alusiones a la soledad, la invasión, la violación del espacio y el cuerpo.


Temporada 2. Asylum

La segunda temporada transcurre en el psiquiátrico Briarcliff, institución cuyos pacientes sufren todo tipo de maltrato y violencia como tratamiento. Personajes atormentados por sus convicciones morales y traumas del pasado en una historia sobre sometimiento, represión y culpa. Vemos representadas entre otras cosas la blancura como símbolo de alma y pureza, el recurso de la figura de la monja, la claustrofobia y la vigilancia.


Temporada 3. Coven

En la tercera entrega seguimos la historia de un aquelarre de brujas, descendientes de las brujas de Salem, y en este caso su cartelería representa de manera más obvia la magia y maldiciones. La «caza de brujas» es metafórica y literal. Una temporada con más humor en su tono, que tiene personajes diabólicos como Cordelia o LaLaurie. El póster del casting es alucinante, con todas las protagonistas de cara a la pared a quienes solo reconocemos por su vestuario, en torno a su suprema.


Temporada 4. Freak Show

En Freak Show dejamos atrás lo panarormal para adentrarnos en un relato angustioso sobre la vergüenza y el rechazo. Los integrantes de un circo, por sus peculiaridades físicas, son el blanco de esta temporada y sufren todo tipo de atrocidades. Visualmente es una de las más impactantes, y su cartelería no se queda atrás.


Temporada 5. Hotel

En la quinta temporada nos alojamos en el Hotel Cortez, regentado por vampiros y distintas fuerzas del mal. La decadencia, el olvido y la depravación son los temas que recorren las sangrientas tramas de sus habitaciones. Quizás la temporada más caótica, pero sin duda la que tiene más glamour. Mucho capitoné e infinitos planos de sus pasillos que nos recuerdan una pasarela constante. En la cartelería, el hotel consume a sus huéspedes en un encierro para toda la eternidad.


Temporada 6. My Roanoke Nightmare

La sexta temporada nos lleva al terreno donde una vez habitó la colonia Roanoke y en el que ahora está el hogar de los Miller, donde ocurren fenómenos extraños desde su llegada. Es la temporada más experimental, la manera en la que se desarrolla su historia tiene puntos de inflexión que la hacen muy sorprendente. Para su promoción quisieron mantener el misterio del tema hasta el último momento, por lo que utilizaron el «?6» en su cartelería. Vemos una línea común en torno a lo rural y paranormal, pero es lo suficientemente ambigua para que el espectador fantasee hacia dónde irá.


Temporada 7. Cult

En Cult volvemos a dejar de lado lo paranormal. En esta ocasión es una secta la que siembra el terror en su comunidad, en un clima político muy tenso y tenebroso (empieza con la elección de Trump como presidente). Cult se sirve de recursos como la fobia a lo irracional (payasos, agujeros) para representar la paranoia, la traición y la desconfianza. En el diseño de su cartelería vemos colores muy brillantes que recuerdan a los payasos, los agujeros (fobias) y la colmena y las avispas como símbolo de la comunidad. El terror es más psicológico y a la vez más realista. También hay una crítica a la política del miedo, que por desgracia sigue siendo actualidad.


Temporada 8. Apocalypse

Apocalypse es una temporada sobre el fin del mundo: un conflicto nuclear se desata y provoca una catástrofe a nivel mundial. El planeta es inhabitable, las pocas personas que sobreviven lo hacen bajo tierra, no hay recursos… y todo ello, acompañado de una gran dosis de anticristo. Esta entrega además hace referencias a casi todas las anteriores, sobre todo a Murder House y Coven, y desenlaza algunas de sus historias pendientes. Su cartelería es muy directa en cuanto al anticristo, rojo – sangre y negro – demonio. Por otro lado, también vemos el uso del morado para representar la inhospitalidad y muerte del planeta, y referencias a lo nuclear y falta de respiración.


Temporada 9. 1984

Viajamos a 1984, un homenaje como su nombre indica a las películas de terror de los 80: grupo de adolescentes incautos, campamento de verano, asesinos en serie y masacre del pasado a medio resolver. El diseño de sus pósters utiliza un alto contraste y saturación de sus colores. Las exageradas expresiones de sus personajes a merced del arma blanca de un asesino sin rostro terminan de recordarnos el estilo de la época, y utiliza cada cliché posible del campamento de verano para ambientarse. Superficial y divertida, sabes que esta temporada no se toma en serio a sí misma, y eso le queda genial.


Temporada 10. Double Feature

Actualmente en emisión, la última temporada de American Horror Story son dos historias dentro de una, según su creador «una junto al mar y otra junto a la arena». Su cartelería nos muestra dos criaturas monstruosas, una acuática y otra alienígena que parecen pelearse y quererse a partes iguales. El mar y la arena también se mezclan con ellos, dando lugar a un resultado visual que impacta. Aún tenemos que esperar a que termine para conocer su historia completa, que ya nos tiene enganchados.


Gracias por acompañarnos en este repaso al diseño de una serie que nos ha conquistado a los fans del género de terror, historia a historia, personaje a personaje, durante los últimos diez años. ¡Ojalá tengamos la oportunidad de disfrutarla otros diez más!

Y tú, ¿tienes temporada favorita? ¿Qué cartelería te gusta más? ¿Se nos ha olvidado alguna? ¡Déjanos tu opinión!


Bonus. American Horror Stories

Por si fuera poco, American Horror Story tiene su propio spin off: American Horror Stories son una serie de relatos sueltos, capítulos independientes dentro del mismo universo. En sus carteles vemos referencias a la serie principal (traje de látex, la casa de murder house), lo que promete guiños y relación con su predecesora, además del mismo tipo de estética.

1 comentario en “10 años de American Horror Story a través de su diseño”

  1. ¡¡¡QUE GENIALIDAD!!!
    He descubierto (me avergüenza un poco admitir) un buen número de carteles. Muchas gracias 😉
    ¡Queremos más cositas de estas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *